15 abr. 2008

La amistad y el patchwork.

Cuando pienso en todo lo que esta afición me ha dado y me está dando, lo que esta afición es capaz de sacar de mi, y lo enriquecedora que puede resultar...
Una actividad que en principio nació de la necesidad de unas mujeres por proteger, arropar y dar cobijo a sus familias con lo que tenían a mano que eran los restos de sus vestidos viejos, de sus ropas hechas jirones por el tiempo y el camino y no se conformaron con darles una nueva utilidad para crear mantas con las que abrigar a sus familias, además intentaron crear con ello algo hermoso, hace falta mucho amor para tener esa idea, ese pensamiento, no solo querían proteger a sus familias del frío, querían hacerles la vida un poco más hermosa. Estas joyas pasaron de madres a hijas y estos esquemas que todas conocemos se convirtieron en parte de una cultura, un homenaje en algunos casos a los estados que se estaban formando, el Baltimore, la estrella de Ohayo, en otros casos hacia referencia a objetos y cosas cotidianas como la mantequera, o el jardín de la abuela, en algunos casos incluso estaban dedicados a personajes ilustres como la cabaña de troncos.
Estos y muchos esquemas ha llegado a nuestras manos y si lo pensamos ha sido una labor de generosidad, muchas mujeres antes que nosotras confeccionaron estas colchas, muchas hicieron que ninguno de esos antiguos gráficos se perdieran en el olvido.
Y hoy en día a esta labor de generosidad que se extiende sin entender de fronteras, que gracias a Internet podemos llegar de una parte a la otra del mundo en cuestión de segundos, los nuevos gráficos nacidos de la imaginación llegan con la rapidez del rayo de una parte a otra del país, atravesando montañas, ríos, provincias, regiones y mucho más lejos atravesando países para llegar como si se tratase de una nueva colonización a todos los rincones del planeta.
De esa generosidad me ha llegado ayer de manos de la que con su permiso voy a considerar mi amiga Pepi del taller de Pepi (http://eltallerdepepi.blogspot.com/) un hermoso regalo que me ha hecho llorar un poco, pero con esa emoción que solo la felicidad puede poner en tu alma, me ha enviado un esquema para hacer el grupo de bañistas, ya me había dejado en el correo los patrones, pero el esquema dibujado con sus propias manos ha llegado a mi correo directamente desde Málaga, que puedo decir gracias, pero no solo por el esquema gracias por tu tiempo, gracias por la dedicación, gracias por que sin conocerme has sabido tener la generosidad de aquellas mujeres que inventaron esto del patchwork.
Y gracias a todas las nuevas amigas que dejan sus mensajes de animo, que informan desde sus blogs de cómo se hacen las cosas, de todas las que dedican parte de su preciado tiempo, ese del que andamos siempre tan escasas, en una inmensa prueba de generosidad para que podamos conocer sus descubrimientos, sus inquietudes, las cosas que a todas nos interesan, sus descubrimientos, su información. Gracias a las que dejan sus tutoriales, a las que sin conocernos ya nos aprecian, gracias a todas las que tienen un corazón tan grande que están dispuestas a dejarnos entran en él para encontrar cobijo.
Esto quiere ser un homenaje a la amistad, a la generosidad humana, ya se que también se encuentra la mezquindad en este mundo como en todos, pero hoy se que son las menos y este mensaje es para deciros que si en algo puedo ayudaros aquí estoy.

7 comentarios:

Angelines Artero dijo...

Bueno no se que pasa pero es la tercera vez que intento dejarte un comentario, así es que si lees 2 anteriores a este iguales, los borras. Queria darte las gracias a ti por entrar a leer nuestros blogs, por dejarnos mensajes de ánimo porque a veces sin esos ánimos sería difícil seguir trabajando. Besos

María Pilar dijo...

Gracias a tí por compartir parte de tu vida con nosotras, por enseñarnos tus labores y por pasearnos por Valladolid y a las que lo conocemos hacernos recordar otro tiempo. Un abrazo muy fuerte

Pepi dijo...

Pero bueno, menuda sorpresa. Venía yo muy decidida a visitar tu blog como de costumbre y me encuentro con esto. Antes que nada te informo que soy muy sensiblera y a la minima de cambio ya tengo las lágrimas en los ojos. Dicho esto te puedes imaginar lo que ha pasado cuando he leido esta entrada. Te agradezco eternamente estas palabras para conmigo, y me uno a tí en cuanto al resto. Yo empecé con el blog a finales del año pasado y hasta ahora todo ha sido como tu cuentas. No creo que yo sea generosa ni mucho menos, tan sólo que no me importa compartir con todas vosotras todo lo que tengo. Termino que me enrrollo con mucha facilidad. Bss.

María Pilar dijo...

No tengo perdón, con la ilusión que me ha hecho mi primer regalo de amistad y se me ha olvidado enviártelo pero es que no tenía tu dirección como blog visitado. Ya está solucionado, y siento este fallo ya que eres una de las amigas con quien mas comparto. Pasa por mi blog y lo coges ¿vale? Un abrazo

Las Labores de Cati en Quart de Poblet dijo...

qui estoy para darte las gracia por las palabras tan ermosas que has dejado en mi blog.
y las palabras tan bonitas y berdaderas que cuentas en el tuyo.
gracias por considerarme tu amiga me alaga,yo también estoy aqui si necesitas algo de mi. un besos

SOGAMAR dijo...

Me has emocionado. Qué cosas más bonitas escribes. Besos.

Patricia dijo...

Yo visitando tu blog encuentro esta carta, y sabes yo tambien me emocione. Creo y estoy segura que las que compartimos este hobbie, (para mi ya es un VICIO y pienso en funcion del patch), no podemos dejar de ser generosas y creo que no vale eso de esconder y escatimar conocimientos para con la otra. Esto es el patch, ser solidaria, siempre dispuesta a compartir,a enseñar y de esto se trata DE DAR Y RECIBIR. Es como vos decis cruzan montañas, rios, paises, oceanos el AMOR QUE TE DA EL PATCHWORK. Besos Muchos. PATITO DESDE EL PRINCIPIO DEL MUNDO.