18 may. 2009

San Juan de Luz, bienal de patchwork 2009, primeras impresiones.

El pasado sábado, día 16 estuve en San Juan de Luz viendo patchwork y más patchwork, las primeras impresiones, el pueblo precioso, me encantó su arquitectura, me gustó el carácter de sus gentes, el sabor de sus calles que evocaban imágenes de mi infancia en las que las plazas eran el lugar de encuentro de las gentes y en el centro el templete de la música presidía las tardes de fiesta, las terrazas llenas de gente y la playa amplia y hermosa frente a un Cantábrico con sonido, olor a mar y día claro.
Las exposiciones, unas me gustaron más que otras, pero tengo que reconocer que mi debilidad es el patchwork tradional, es demasiado fácil cuando hablamos de patchwork moderno caer en el absurdo.
Alguna de las explosiones impresionantes, diferentes a lo que estamos acostumbradas, otras sorprendentes sobre todo por el trabajo en la mayoría de los casos manual y es que no es que yo esté en contra del trabajo a máquina para hacer patchwork, reconozco que es más rápido, pero siempre que compruebo que un trabajo pulcro y cuidado está hecho a mano, me emociona, y para mi gusto le da un valor añadido, es algo parecido a lo que ocurre cuando ves un bordado hecho a mano y otro a máquina, ya se que las máquinas lo harán más rápido, quizás más perfecto, pero será un trabajo sin alma, sin el amor que las puntadas dadas una a una dan a una trabajo. Lo siento pero siento debilidad por el patchwork a mano, me parece más valioso y en San Juan de Luz pude ver muchas muestras de este trabajo que me emocionó.
Alguna de las explosiones me sorprendieron como la de unas piezas que imitaban corales marinos y estaban hechas por lo que yo creo que eran vieses de algodón blanco, infinidad de vueltas y formas concéntricas mostraban extrañas formas que parecían conchas marinas y corales tallados por las olas del mar.
Otra de las exposiciones que me sorprendió fue las de los butis (no se como se escribe) hace algún tiempo aprendí esta técnica y fue sorprendente ver piezas algunas de ellas antiguas realizadas con este arte, es una pena que no podré mostraros muchas de estas obras por que no dejaban hacer fotos de las mismas, pero algunas antes de que me lo advirtieran pude fotografiarlas aunque no las mejores, puedo aseguraros que me emocionó comprobar las puntadas tan minuciosas que dibujan formas y una vez rellenas de los hilos de algodón realzan el trabajo y dibujas las escenas, y los gráficos.
Quizás lo que menos me gusto, fueron las exposiciones de muestras modernas y lo peor de todo lo disperso de dichas exposiciones que nos obligó a caminar durante buena parte de un día bochornoso y caluroso.

Por la mañana visité la exposición del punto de venta donde me encontré con una muy agradable sorpresa y es una colcha del Dear Janne que lucia con todo su esplendor y me emocionó contemplar.
Las compras no merecieron la pena, apenas compré unos pocos paneles y algún que otro botón y elementos para un quilt que será una sorpresa para mi hijo, pero las telas me parecieron caras y los libros que es lo que siempre busco en estos casos no encontré nada interesante que comprar, esto me decepcionó mucho, por que esperaba comprar algunas cosas y me fui casi con las manos bacías.
Por la tarde hice algunas compras en el pueblo unos blusones blancos y una camisa con toda la pechera bordada, y algo curioso, me compré un delantal blanco con bolsillos que me recordó los que llevaba mi abuela y mi tía cuando yo era pequeña para coser y bordar y en ellos guardaban hilos y libritos de agujas. Además de algún regalo para mi nieto y mis hijos, pero de patchwork regresé con las manos bacías, una pena.
De momento dejo en esta entrada algunas fotos y en los próximos días iré preparando más fotos para que todas las que no pudisteis ir disfrutéis de este día maravilloso.

11 comentarios:

PIRI dijo...

Por las fotos ( y eso que muchas veces no trasmiten) detecto una bonita exposición, muy variada y a gusto de todos
Aunque yo no sea experta,te diré que te doy la razón, hay mucha diferencia en una labor a mano que a maquina, inclusive esos fallos que se notan por el hecho de haberla cosiso a mano, la hacen todavía mas hermosa.
Hay otra cosa el hecho de hacerla a mano la hace única,si es verdad que a maquina se trabaja más rapido(hay excepciones, PIRI)pero las entendidas, y las menos entendidas( empiezo a detectar) notan las diferencias.
Felicidades por esta excursión y aun más por deleitarnos con tus explicaciones

SOGAMAR dijo...

Al final no nos vimos. Había muchísima gente.
A mí me pasó lo mismo que a tí. Alguna exposición, vamos que si me dicen lo que es ni me acerco. Otras sí.
Y de compras yo también esperaba algún libro o revista más.
Las telas, eso sí, me parecieron preciosas. Y las cintas. Muchas de ellas, aquí en Logroño no las encontramos ni parecidas.
Me quedé con ganas de haberme comprado dos cosas. Pero bueno, otra vez será.
Eso sí, pasamos un día genial. Y nos hizo un tiempo buenísimo. Lo mejor la compañía.

Taller de Soco dijo...

Muchas gracias, Blanca por pensar en los que no pudimos ir. Nosotras ni siquiera conocemos esta exposición, por H o por B nunca se arregla bien la fecha. Aunque las compras no merecieran la pena seguro que había cantidad y variedad de quilts. Los bieses de algodón en forma de escultura son ESPECTACULARES. Y el boutis es una técnica preciosa de tremendo trabajo. Gracias por mostrarnos un trocín de tu visita. Besos!

Lily dijo...

hola blanqui, gracias por tantas y tantas fotos,son un regalo siempre para las que no vamos a estos acontecimientos. yo tambien coincido con vos en la diferencia del trabajo a mano y a maquina, sobretodo el acolchado, pero bueno el tiempo es tirano y hay que aprovecharlo como se pueda. un besito

Asun dijo...

enhorabuena esto es un blog serio

tere dijo...

bueno, veo que la santa inquisicion tambien visito este blog. Pero a lo que he entrado...quiero darte las gracias por enseñarnos parte de lo que pudiste contemplar y decirte que siento envidia sana por no haber podido ir a tu lado en este paseo,me encanta lo que compraste y aunque poco, es precioso.. las postales las puedes rodear de log cabin quedan muy bonitas...te mando un besote grandote.

María Pilar dijo...

Vaya se ve que aprovechaste bien el día. Bonitas fotos y coincido contigo en lo de los trabajos a mano. Besitos

El rincón de Paloma. dijo...

La camisa es preciosa. Besos

tailes dijo...

Yo también coincido contigo en lo del trabajo a mano, yo es la única forma que tengo de alcolchar , con mis manitas
La camisa es chulísima. Gracias por las fotos
Besitos

CARMEN dijo...

Me alegro de que pasaras un día genial, las compras muy bonitas,me encantan los paneles.Un beso

Septiembre dijo...

Hola Blanca.
A mi me gusta que los sitios estén diseminados, como no hay mucha distancia, eso te hace conocer el pueblo que es tan bonitoooo... La única exposición que no me gustó fué la 4 Frontón (la de las camisetas)...
Lo que más me gusta es como transmiten lo que saben en los talleres sin tener que pagar... es de una generosidad envidable. Aquí no se hace... es una pena.
Es mi tercera bienal y repetiré siempre que pueda.
Hay que ver la iglesia por dentro, es de una belleza increible.
Besos.
Mavi.