31 ago. 2009

Una tarde en el medioevo

El pasado día 29 me acerque a un pueblo que tiene categoría de ciudad por llamarse “la ciudad de los almirantes de Castilla” me refiero a Medina de Rioseco.
Había un mercado medieval y tan solo vi un puentecito de bolillos y patchwork. Toda la rua principal estaba llena de estos puestos, pero la fue genial ver a todos esos artesanos herreros, músicos, bolilleras, y muchos más oficios de los que ni siquiera se el nombre, como ese que veis reparando un botijo viejo o la mujer que hilaba lana después de teñirla, además pudimos degustar las ricas viandas de esta tierra de campos incluido el pan que es mejor que muchos dulces, y por supuesto regadito de vino de la tierra.








3 comentarios:

Estrella dijo...

Que chulo Blanca aquí en algunos pueblos se hace pero no con oficios tan diversos y particulares

ana-ane dijo...

Que bonito, seguro que estuviste entretenida y las viandas regaditas con un Peñafiel que es muy rico. Besos

mariajose dijo...

amiga Blanca,que suerte como siempre te digo de estos marcados tan chulos..aqui en fiestas suelen poner uno pero no suele haber cosas de labores,a evr si este año se animan y traen algo nuevo..
un abrazo desde MENORCA