15 oct. 2009

Me gusta el otoño y no puedo evitarlo.


Esta mañana antes de la salida del sol mientras espero que llegue el autobús que me lleve a mi tarea diaria he visto al barrendero afanarse en recoger las hojas secas de los árboles.
Cuando era una niña los jardines y parques se cubrían de esas hojas y caminaba entre ellas, escuchando el crujido que producían al romperse.
He recordado el olor a tiza, las mañanas de otoño sentada en un pupitre, el olor de los libros nuevos, el tacto de la tela del uniforme, el babi con olor a jabón y viento y aire, la salida del colegio tan esperada entre sueños con el olor a otoño por todas partes. Las tardes lánguidas tras los cristales, con su lluvia suave, con su viento fuerte, con su olor a tierra que atesora el agua y duerme.
He recordado otras tardes aprendiendo a bordar en la galería de la casa de mi abuela siguiendo las indicaciones de mi tía y aquél viejo bastidor forrado de tela blanca.
He recordado las calabazas que compré hace unos días y que están sobre la mesa de mi cocina con su color naranja y verde, recuerdos de castañas, de almendra y manzanas asadas, y olor a naranjas y mandarinas nuevas, que me traen el perfume de esa otra tierra tan amada, del levante las uvas dulces, el mosto nuevo.

La tierra agotada por los frutos entregados se prepara para dormir el largo invierno de mi Castilla y como una coraza formará una dura costra helada. Como un viejo caballero castellano que se prepara para recoger los frutos del amor maduro, tiempo de ilusión en los escolares, tiempo de empezar nuevos proyectos mas serenos, mas tranquilos, con mucho tiempo tras los cristales.
Este humilde otoño, me hace sonreír por que se que guarda la promesa de una semilla dormida en la tierra, la vida corriendo lenta por las raíces de los árboles, se que guarda la promesa de una vida nueva la que si nos atrevemos viviremos para siempre.
He pensado en mi nieto en su primer año de guardería y he pensado en los viejos profesores.
Este otoño sigue siendo el tiempo de los nuevos proyectos, tiempo de estrenar bufanda y guantes, tiempo de cobijarse bajo los soportales, y en los días claros caminar por el campo y llenarse los ojos de los colores ocres, verdes, tostados, naranjas, granates, rojos y amarillos, todos los colores que el otoño llena con su paleta nueva cada año, y me recuerda que tras el duro invierno la vida comenzará de nuevo.
Este viejo otoño más sabio, guarda entre sus hojas caídas, entre la sabia dormida, entre sus días grises, promesas de un día nuevo que una pasado y presente.

18 comentarios:

bea rico dijo...

Hola Blanca,
Como siempre, tengo que darte un diez por lo que escribes y como lo escribes. Has descrito el otoño en toda su esencia y color.
Queda poquito para Creativa. Estoy deseando ir. Nos vemos el sábado.
Un beso
Bea Rico

María Pilar dijo...

Que bonito relato del otoño aunque no comparto tu gusto, mis estaciones favoritas son la primavera y el verano. En septiembre me entra la morriña y no levanto cabeza hasta marzo. Te he escrito un email
Besitos

NINES dijo...

Nos lo has relatado tan bonito que por un momento me has hecho recordar mis dias de infancia en mi tierra natal, Guadalajara, y con ello me has hecho sonreir......................besotes

MªDolores dijo...

Que precioso Blanca!,me he sumergido por completo en el texto,felidades,un beso.

corapensa dijo...

!A mi tambien me encanta el otoño! por cierto pongame cuarto y mitad de calabazas y otro cuarto mitad de setas,pongalas en un taper y mandemelas por seur,gracias,jeje

Mari Carmen dijo...

Preciosas palabras, en un maravilloso texto, a mi cada vez me gusta más el otoño.
Besos.

Lily dijo...

Blanqui si hasta mi que no me gusta mucho esta época, en Asturias porque empiezan las lluvias y el frío, leyendote me dí cuenta de las cosas que sí me gustan de esta estación.
Y yo que creía que creativa fue el finde pasado... menos mal que no se me dió por ir, jajajaj. Saca muchas fotos, un besote

Solete dijo...

Blanca,gracias por las cosas tan bonitas que escribes.
Para mi, también es una época estupenda para iniciar nuevos proyectos,y entre muchas otras cosas,ya empieza a remitir el
dichoso calor.....
Espero que hagas muchas fotos el fin de semana,para que podamos disfrutar un poquito las que no podemos ir.
Besitos

Robledo Ruiz dijo...

Me gusta la buena lectura, y tambien el fresquito del otoño, aunque este año se esta olvidando de llegar, un beso

CARMEN dijo...

Blanca leyendo tu post he sentido el primer escalofrío de otoño, a mi también me encata esta estación, su nostalgía..., tiene sin duda un sabor muy especial,aunque por aquí le está costando llegar.Un beso y feliz otoño.

Estefania dijo...

Blanca, que preciosas palabras, a mí que como a ti me encanta el otoño, me has hecho recordar tiempos pasados y revivir sensaciones, que es todavía mejor,me ha quedado una sensación agridulce y muy tierna, ya ves me has pillado tontorrona.
Gracias por compartir tus pensamientos.
Besos

miscosturas dijo...

Hola Blanca, nosotros aqui nos preparamos para el verano!pero con tus palabras me tocastes el alma y hasta alguna lágrima rodó por mis mejillas,esas tardes largas a trabes de los cristales en la casa paterna!el ruidito de las hojas al caminar,los leños encendidos,abuela que nos enseña a tejer!dios cuantos recuerdos hermosos!gracias por tanta cosa linda ,te quiero.Nelly

piwiky dijo...

Tambien a mi me encanta el otoño,es la epoca del año en la que mas paseo, me encanta el aire frio en la cara, ha sido genial este paseo por tu texto.
BESOSSSSSSSSSSS
nos vemos el sabado ;)

tailes dijo...

A mi también me gusta mucho el otoño, porque por estas tierras no hace tanto calor y aún no hace frio.
Aunque no me gusta es el refriado de campeonato que he cojido jejej
Besos

MONTSE dijo...

Blanca, estupenda descripción del Otoño!! a mí me trae muchos recuerdos también las temporadas que van desde el Otoño hasta la Primavera, por ejemplo el cambio y tranformación en los montes del color de sus plantas y arboles, me encanta sobre todo ahor en este tiempo, su mezcla de tostados, rojizos, verdes... Un abrazo

Sylvia Reguero dijo...

Como ya conoces mis ansias invernicolas, este tiempo que tan estupendamente describes ,va llenando mi vida de vitalidad y alegria, todo lo has espresado de maravilla,creo que siento el olor a la tierra mojada . ¡¡¡feliz otoño...!
¡COMO ESTAS?

Septiembre dijo...

Me encanta el otoño y me gustan las calabazas, de adorno y en plato.
Pasaba a ver si habias publicado fotos de la feria de Valladolid, con las ganas de poder ir me he quedado.
Otra vez será.
Besos.

Mavi.

Anna S. dijo...

Preciosas las fotos, y preciosas las cosas que escribes. Bienvenida al club de las otoño-adictas!