25 nov. 2009

Las amigas de la blogosfera

Creo que las personas que pasan por nuestra vida en algunas ocasiones apenas la rozan, en otras por distintos motivos nos calan hasta los huesos.
Hace ya un par de años que cree este blog y lo que empezó como una ventana para mostrar tímidamente mis primeros pasos en el patchwork con el tiempo se ha convertido en fuente de muchas satisfacciones. Si tengo que hacer balance de estos dos últimos años ha habido mas cosas positivas que negativas.
Lo mejor sin dudarlo las amigas que he encontrado desde esta ventana, unas no solo tienen voz por sus palabras escritas, también tienen voz a través del teléfono, otras incluso ya tienen rostro y todas de muchas maneras me han demostrado su afecto y su cariño.
Ayer puse voz por teléfono a una amiga a la que aprecio de veras, se que algunas veces parece que te riño, pero es desde el afecto que hace tiempo te tengo y tu sabes lo mucho que te aprecio, por tu cariño, por tu comprensión, por escuchar, por animarme, Amparo has estado cuando más te necesitaba, ¿qué más se le puede pedir a una amiga?.
Hay otras muchas amigas para las que también quiero que esto sea un homenaje, las que corren a llamarme si piensan que estoy triste, las que me envían sus bendiciones y su cariño, las que me desean un buen fin de semana o una buena semana, gracias a todas las que tienen voz, las que tienen rostro, las que con sus mensajes me recuerdan cada día el motivo que tengo para seguir aquí.
Gracias a todas vosotras, mujeres estupendas.

23 nov. 2009

fin de semana fructifero

Este fin de semana me he puesto al día tanto con el último bloquecito del Dear Janne que nos puso como deberes Geogina, y también festonee la cesta del mes de noviembre, solo falta una para tener las 12 y ya estoy pensando en el montaje.

Además he empezado por fin a acolchar la colcha de mi nieto, tiene unas medidas raras pero es que es para un mini cama y cuna grandota, ya que de ancho tiene 90 cms como las camas normales pero de larga es más corta que una cama normal además tiene barrotes como las cunas en tres de sus cuatro lados.
Cuando pase a una cama normal le haré otra colcha con las nuevas medidas.
La estoy acolchando a mano que ya sabéis que es como me gusta hacerlo y además con tiempo me encanta acolchar.
Además este fin de semana tocaba “salida de chicas” y me fui con mi madre y mis tres hermanas a tomar algo el viernes, que es muy sano reunirse para charlar, y reírnos un poco de vez en cuando.
Como veis soy la mayor de las cuatro, aunque nos llevamos poca diferencia, y tanto mis hermanas como mi madre están todas estupendas.




20 nov. 2009

reto de esperanza, yo si me atrevo

Esperanza nos ha lanzado un reto y es el de enseñar el primer trabajo que hicimos, ese del que nos sentimos tan orgullosas al terminar y que seguramente esté lleno de fallos, ese que jamás tiraríamos por que aprendimos un montón de él, ese que algunas ni siquiera terminasteis, puede ser divertido y además una cura de humildad para todas, por que todas seguro que cuando vemos ese primer trabajo sentimos un cosquilleo de vergüenza, pero a la vez un inmenso cariño.
En mi caso no quise hacer el clásico sample, siempre he sido un poco discola, y a mi profesora Cristina Lamela la volvía loca pidiéndole que me enseñara más cosas, el caso es que en realidad si que es un sample por que tiene diferentes técnicas, pero en mi caso con un tema central los motivos navideños.
Después de hacer el clásico acerico para hacer una cabaña de troncos, y el mantelito individual y el agarrado con estrellas, me lancé y hice una colcha para la casa de la playa, bueno para una de las camas de 90, para la otra tengo la tela pero nunca le hice colcha.
Tiene cabaña de troncos, piña troncada, pieceo y alguna aplicación, por cierto el pez de la izquierda lo dibujé yo y en realidad es una copia de los accesorios del baño de la casa, son súper graciosos y aunque son huecos de aluminio me parecieron muy apropiados para hacerlos en la colcha. El barquito de la izquierda también fue diseño mío. El ancla es una aplicación y saqué el dibujo de un banco de imágenes del trabajo.
Bueno me gusta el resultado, y está toda hecha a mano, incluso los vieses, siempre coso todo a mano, para mi es importante que mis manos recorran cada puntada, pero lo que no podéis imaginar es el tamaño de las puntadas del acolchado, entonces me gustó el resultado, ahora me parecen descomunales.
Por cierto en alguno de los motivos utilicé tela del babi del colegio de mis hijos, y fue toda en azul por que me encanta este color.

18 nov. 2009

Un tesoro en el kiosco.


Estos días ando intentando buscar la última revista de manos maravillosas dedicada a los muñecos y que en teoría ha salido el día 13 de este mes pero como siempre a mi ciudad llega tarde.
Pero mirar que tesoro encontré, tengo según creo todos los especiales de patchwork que ha editado labores del hogar y aunque tengo que reconocer que en algunos casos los patrones dejan que desear por no ser muy exactos, la verdad es que tienen trabajos preciosos.
En este caso esta revista lleva 30 proyectos preciosos, algunos son los de toda la vida del patchwork clásico, y otros son muy originales, incluso alguno especial para las próximas fiestas.
Me encantó especialmente el de las hojas que es uno de mis motivos preferidos y ese de los chalecos me parece súper original para los chicos de la casa.
Si tenéis oportunidad la recomiendo.




16 nov. 2009

un precioso legado


Alguna vez he hablado de mi tía Groria hermana de mi padre, de ella me viene la afición por la aguja, en realidad pienso que incluso mi profesión me viene por esta rama de la familia.
Pues bien ella fue bordadora en otro tiempo y lo hacia maravillosamente tanto a mono como a máquina, pero durante los últimos 43 años fue la bibliotecaria de mi pueblo, no solo puso en pie la primera biblioteca, si no que la hizo crecer hasta ser lo que es hoy en día, pasó de una pequeña sala en el ayuntamiento a ocupar un espacio en la antigua casona hasta el lugar que hoy ocupa, la casa de los leones, una de las casas con escudo heráldico en su fachada lugar emblemático que en otro tiempo se utilizó como ayuntamiento, en otro momento como juzgado e incluso como discoteca cuando yo era jovencita y que tras muchos años en estado ruinoso, hoy restaurada está ocupada hoy en día por la nueva biblioteca, y un sinfín de salas de estudio, de lectura salas de ordenadores, salas en las que se imparten cursos de vainicas y manualidades (que sigue mi tía impartiendo) cursos de bolillos, gimnasio, cursos de bailes de salón y unas cuantas salas de reuniones, además de una peluquería y una cafetería.
Quiero que esto sea un homenaje a mi tía Gloria ya que aunque ha tenido que dejar la biblioteca por padecer una degeneración macular que le ha hecho perder un ojo, aún acude todos los días a este lugar que para ella es casi sagrado, siendo ella la artífice de que esto se consiguiera. Me alegro de que le hicieran un homenaje como se merecía en vida y que pueda aún ver el fruto de su obra, gracias tía por el legado que nos dejas.







sala en la que se imparten bolilos



sala de lectura











viaje fin de semana a mi infancia



Aunque siempre hablo de Valladolid por ser mi ciudad de adopción y ser además una ciudad que amo por que en ella han nacido mis hijos y por que me siento muy a gusto viviendo aquí, en realidad no nací en el centro de mi comunidad si no al norte, a los pies de los Picos de Europa, nací en plena montaña palentina y los primeros años de mi vida transcurrieron entre nieve, prados verdes e inmensos robledales, rodeada de un paisaje en el que las montañas nevadas eran mi horizonte y el agua fluye por todas partes, donde las gentes y los animales conviven en un clima frío pero lleno de luz, quizás por estar más altos la luz es más intensa, para mi era normal ver de niña ciervos y aunque nunca vi un oso pardo, sabía que estaban en los bosques, y el acebo era la comida natural del urogallo, y el jabalí dejaba su marca en las sendas y caminos, y las bacas por mi tierra pastan todo el día en las inmensas praderas y por las noches regresan a sus cuadras donde sus dueños calzados con albarcas las reciben.
Crecí en una tierra dura pero amable, soy montañesa y me siento orgullosa de serlo, las costumbres, los bailes de mi montaña, las canciones montañesas, las comidas ricas sabrosas y variadas, ya que aun estando en la vieja Castilla está tan cerca del mar que el pescado nos llega fresco.
De niña recuerdo ver siempre a los cazadores de ciervos y jabalís y pescadores de truchas y cangrejos cuando los ríos estaban rebosantes de ellos.
Además está la cultura del agua, mi tierra está plagada de pantanos y por cualquier parte surge un riachuelo o un río de aguas frías y transparentes.
Y que decir de sus gentes, curtidas antaño en las minas y en el duro quehacer de la ganadería, tuve la suerte de nacer por estar trabajando mi padre entonces en este lugar donde también nacieron el resto de mis hermanos, por que yo nací en casa, como se nacía antes.
Este lugar que se encuentra en el corazón de la Pernia y es el inicio del parque natural de Fuentes Carrionas, y cercano al pico tres mares desde el que nace también un río que pasando por Castilla y Aragón va a morir a tierras Catalanas y no es otro que el Ebro.
Este pueblo lleva por nombre Cervera de Pisuerga situada al pie del pico Almonga.
Hacia muchos años que no me acercaba por allí y este fin de semana he podido llenarme de nuevo de sus colores de su luz y he recibido el cariño de sus gentes que en realidad son mi gente.
Me he llenado del aire frío, he recibido el cariño de los amigos de mis padres, mi padrino que aún vive me dio un beso memoria de mi propio padre.
He paseado por esas viejas calles, por los soportales, he mirado de nuevo como queriendo grabar el color de sus piedras y el rostro amable de sus gentes.
He vuelto a pedir un “chismorrito” en sus bares, y he degustado la buena ternera con denominación de origen, y sus morcillas diferentes a cuantas he probado antes de las cuales me he traído buena muestra.
Con posar he visto la casa en la que nací y que ya no existe, en su lugar hay otra más bonita y típica de la zona, completamente nueva.
Me he acercado a la iglesia de la cruz, que siempre fue mi preferida.
Desde el Parador de Fuentes Carrionas vi el pantano de Ruesga un poco bajo en estas fechas antes de las nieves.
He visto a lo hombres jugando en la vieja bolera como antaño, con sus bolas y bolos de madera sobre pista de tierra.
Además subimos a Piedrasluengas, si la que veis acurrucada intentando protegerse del fío soy yo misma, desde el mirador de este lugar pude contemplar en un día claro los Picos de Europa, y el tan conocido pico Almonga. De camino pude ver praderas en las que pastaban los caballos de la zona, mas pequeños y robustos para aguantar el clima y el trabajo duro y las vacas que con paciencia infinita posan en las fotos mientras rumian o comen.
He vuelto al corazón de Castilla con el corazón lleno de la luz de mi tierra la que llevo en el alma.
Si alguna vez pasáis por mi tierra recordar que siempre seréis bien recibidas por que solo donde el clima es tan duro la gente te recibe con el corazón cálido.


la bolera
junto a la casa que ocupa el lugar donde antes estaba la casa en que nací
Junto al colegio de la Monjas, primer colegio al que acudí de pequeña

en el paradór de Fuentes Carrionas

en la Iglesia de San Salvador de Cantamuda




en Piedrasluengas




a pesar de la sonrisa hacia mucho frío



Los picos de Europa


Camino de piedras luengas, el agua corre por todas partes









foto del centro de interpretación de la montaña palentina en la que aparece mi padre, es el que está de negro junto al carromato.
Pantano de Ruesga
mi hijo se prepara para ir a coger barbas de capuchino para curar el catarro.
estoy en la cima de mi mundo



Peñalabra