27 may. 2008

Cosas que dan que pensar,

Hace poco ley en una entrada de “la bruja de la aguja” que en este mundo del patchwork hay de todo, virtuosas y profesionales, prepotentes y chapuzas.
Desde entonces esto está rondando en mi cabeza, además como muchas sabéis María José tiene una asociación en la que da clases de patchwork a mujeres maltratadas con el único interés que el de llevarles un poco de alegría, después están esas otras personas que en su generosidad enseñan lo que saben, por que es tanto que regalar un poquito no les hará más pobres, muy al contrario como seres humanos y como artistas son más grandes cada día, esas son a las que les ha faltado tiempo para enseñarme algo, o para regalarme un patrón con otras muchas muestras de cariño, otras simplemente enseñamos lo que hacemos con la esperanza de que de nuestros errores las demás también aprendan, pero este pensamiento de hoy no es un homenaje a todas esas mujeres espléndidas si no una recriminación para esas otras.
Esas que te dicen que para alcanzar un buen nivel tus trabajos tienen que ser impecables, y estar impecablemente acolchados y acabados, esas que miran con desdén algunos trabajos olvidando y despreciando el gran trabajo puede que humilde pero trabajo al fin y al cabo de otras que quizás seamos todavía aprendices de bruja y que quizás algunas nunca lleguemos a graduarnos en este arte, pero sin embargo tenemos tanta ilusión, y nuestros ojos se iluminan con cada logro.
Además quien puede decir lo que tiene o no cabida, yo hago patchwork para mi propia satisfacción, si a alguien le gusta perfecto, pero para mi es una forma de pensar, de vivir, de ver la vida y les digo a todas esas “virtuosas” que intentaré esforzarme, pero que si no lo logro tampoco pasa nada, mis mantas abrigan a mis hijos y mi cama, y pronto abrigarán a mi nieto, llevo con orgullo el bolso que confecciono y reunirme con mis compañeras los jueves para coser es un placer que no cambio por nada.Así que a las que como yo aun no alcanzamos el nivel les digo que no importa, que las primeras colchas se hacían por necesidad y para dar cobijo y en eso residía su grandeza.

estamos de estreno








Para el encuentro de Retacería había pensado llevar mi viejo bolso de patchwork, el primero que hice y que me encanta, después pensé en llevar otro pequeñito que hice este año a principio de curso con una técnica nueva para mi y que ya os he enseñado, pero después pense que un acontecimiento tan importante bien merecía hacer uno nuevo, lo malo es que lo comencé tres días antes y tuve que llevarlo sin los detalles finales, pero creo que me quedó muy bién.Después el domingo que llovió mucho decidí terminarlo y le añadí un poco de acolchado en alguna de las piezas y mi apellido en otra para personalizarlo, además de unos yoyos en forma de corazón colgando de unas tiras hechas con vieses para que cuando se anudan cierran el bolso. esta labor de la falsa vidriera me encanta por que cuando terminas, terminas, y rematado y todo, además al lavarlo por la marca del acolchado lo di la vuelta para que se secara por ese lado y me he dado cuenta de que ¡ES REVERSIBLE! Así que estoy encantada.

26 may. 2008

IV Encuentro Retacería -Cosimiento y sorteo de colchas-

Junto con la revista nos hicieron entrega de unos esquemas para realizar cinco colchas con las cuatro piezas que aportamos cada una y que montaríamos por la tarde para después proceder al sorteo de las misma.
Cuando regresamos directamente nos fuimos al taller para hacer las colchas, en estas fotos podéis vernos en el momento del cosimiento donde por cierto el Búho que me regaló Silvia llamo la atención, y después las colchas que se sortearon que salieron cinco, además se sortearon un montón de cosas preciosas donadas por las casas comerciales, aunque no me tocó ninguna, que penita, de todos modos pasé un día muy agradable.


















IV Encuentro Retacería -la comida-

Cuando terminamos de ver la exposición nos fuimos a comer u estas son algunas de las fotos, la comida pésima, pero la compañía estupenda y como eso es lo que cuenta...



IV Encuentro Retacería -Esposición-
































































































La exposición.Tras realizar algunas compras, pasamos a ver la exposición antes de dirigirnos a la comida.